martes, 17 de junio de 2014

Ni urnas se encuentran en Venezuela: los muertos tienen que hacer cola

Ante la escasez de láminas de metal, barniz y satín, las funerarias están haciendo lo imposible por conseguir ataúdes, lo que ha complicado el proceso de enterrar a los muertos en este país que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Los venezolanos han tenido que prestarse entre sí las cajas funerarias o incluso viajar a la vecina Colombia para conseguirlas. Algunas funerarias están alentando a los clientes a realizar un proceso de cremación, para que así el ataúd sea solo usado durante el velorio y pueda ser "reciclado".


No hay comentarios.: